miércoles, 20 de febrero de 2013

Mini cupcakes pandas



Vuelvo a estar aquí!! Desde que descubrí estos panditas en la web de Bakerella, tenía pendiente hacerlos. Son una propuesta súper fácil, resultona y ademas, si queréis, se puede hacer con los peques de casa que seguro les encanta y los tenéis un ratito entretenidos :)

Lo primero que tenéis que hacer es unos mini cupcakes, yo en mi caso, los he hecho de vainilla que es un poquito el sabor por excelencia y como son para regalar así me aseguro de que le gustaran a prácticamente  todo el mundo.. La buttercream ( que será la piel de nuestros pandas) también es de vainilla.

Vamos con la receta!!


Para el bizcocho ( os saldrán unos 24 cupcakes más o menos)
  • 112gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 112gr. de azúcar
  • 2 huevos
  • 112gr. de bizcochona
  • 12gr. de levadura (un sobre) - solo si utilizáis harina normal, no bizcochona-
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla 
Para la buttercream
  • 90gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 160gr. de azúcar glass o icing sugar
  • 1 cucharada de leche
  • 1/2 vaina de vainilla (opcional)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Colorante blanco
Empezamos preparando el bizcocho. Para ello, tamizamos la harina y reservamos. Ponemos la mantequilla junto con el azúcar en un bol y batimos hasta que quede bien integrado, añadimos los huevos uno a uno. Sin dejar de batir añadimos la harina y por último ponemos la esencia de vainilla.

Preparamos un molde de cupcakes ( bien puede ser de silicona o yo en el caso de estos mini, tengo una placa) y les ponemos las cápsulas para evitar que se abran al hornear. Ponemos masa hasta la mitad de la cápsula y horneamos con el horno precalentado a 180ºC  durante unos 10 minutos. Dejar enfriar en una rejilla.




Mientras se nos hacen los cupcakes, podemos ir haciendo la buttercream.

Ponemos la mantequilla junto con el azúcar glass (o icing sugar) y batimos hasta que tengamos una mezcla homogénea  Añadimos el chorrito de zumo de limón, la cucharada de leche, la esencia, el granillo de la vaina y el colorante y batimos hasta que quede cremoso.

Una vez tenemos los cupcakes frios, empieza lo divertido! Vamos a convertirlos en unos pequeños pandas de la manera más sencilla.

Materiales que necesitamos
  • Nuestros cupcakes
  • La buttercream ( metida en una manda pastelera con boquilla redonda o - más fácil- sin boquilla y cortar el trozo de la punta con el grosor que queramos)
  • Un bol con azúcar
  • Gotas de chocolate
  • Fideos de chocolate
  • Glasa blanca ( o en su defesto unos sprinkles redondos blancos pero yo no tenía en casa :( )

Una vez tenemos todo listo, ponemos con la manga un buen punto de buttercream en nuestro primer cupcake y lo presionamos ( no muy fuerte - os lo digo por experiencia-) contra el azúcar hasta que la buttercream cubra todo nuestro cupcake.


Ponemos una gota como nariz y dos gotas mas (boca abajo) de ojos. Otras dos gotas ( también boca abajo) nos harán de orejas y por último, solo necesitaremos los fideos de chocolate para hacerles la boca con la expresión que más os guste.

A los ojos le he añadido un punto de glasa blanca y con un rotulador comestible le he pintado la pupila.

Como veis, son rápidos de hacer nada complicados! así que a ver si os animáis y me enseñáis los resultados!! 



Feliz día!






1 comentario:

  1. yo quiero que me hagas de esos :)
    mmmmm
    Romy

    ResponderEliminar